Translate

lunes, 16 de marzo de 2015

V Aniversario de Espacio Historia del Arte (EHA) - Algunas preguntas relativas al Arte


Hoy es un día especial. Estoy celebrando el V Aniversario de Espacio Historia del Arte (EHA). Mi blog nació el 16 de marzo de 2010. Desde esa fecha fundacional se ha mantenido en acción, dentro de la tormentosa dimensión de Internet; luchando contra viento y marea. He tenido la suerte de vencer a los pájaros de mal agüero; los cuales sobrevolaban el mundo de Blogger, lanzando vaticinios nefastos, en los que aseguraban: que cualquier blog no superaría los 3 años de existencia. Se puede comprobar que mi espacio ha trastocado las predicciones espantosas. Yo he sido el primer sorprendido. Jamás pensé que mi criatura virtual llegara tan lejos, en su trayectoria agridulce. Pues todo no ha sido un camino de rosas. Ciertos obstáculos he tenido que sortear. Enfrentándome a configuraciones técnicas, y a unos individuos pintorescos. En mi galería de los horrores, he colocado a los espías internacionales, nacionales, autonómicos y municipales. También a los chismosos y curiosos, que pretendían tirarme de la lengua, o se aferraban a la manta eléctrica.

Todavía recuerdo las consecuencias de mi anterior aniversario. Aunque no tengo nada de lo que deba arrepentirme. Al contrario, me alegro de haber echado fuera, lo que nunca se había escrito, sin tapujos. Por una parte, me encontré a un grupo desesperado. Que deseaba ansiosamente: conocer toda la verdad acerca de aquel tema polémico. Y en otra dirección, se me venía encima, otro grupo destacado; el cual no estaba tan preocupado, por lo que yo pudiera contar, sino por aquellos detalles escabrosos, que perturbasen la rutinaria vida de la Villa. Puesto que esencialmente preferían, que la mayoría de las villeras y de los villeros, vivieran en la ignorancia; o peor aún, malvivir en una costumbre insana; en una mentira piadosa. La cual ha sido impuesta por los enemigos de nuestra historia local. Algunos foráneos que no han sido capaces de reconocer sus propios errores. Los cuales nos han perjudicado gravemente, durante los últimos siglos. Y no me asombra en absoluto, esta situación repetitiva; ya que el Anticristo pactó con un clérigo dulzón; en un pasado no muy lejano; mediante una alianza perversa. Así el religioso vendió su alma al Maligno, por unas puertas y unas ventanas de aluminio. Y ambos inclinaron sus cabezas, en el sótano de San Juan. Una parábola de la desvergüenza del contubernio. Y con ella, la confusión persistirá en la Villa; por culpa de los aduladores y de los siervos; quienes engrandecen a sus señores.

Rincón de la plaza de la Villa de La Victoria de Acentejo.


Me viene como anillo al dedo, una cita de la Biblia. En concreto, un pasaje paulino: “Que nadie en modo alguno os engañe, porque antes ha de venir la apostasía y ha de manifestarse el hombre de la iniquidad, el hijo de la perdición, que se opone y se alza contra todo lo que se dice Dios o es adorado, hasta sentarse en el templo de Dios y proclamarse dios a sí mismo” [ II Tes 2, 3-4 ]. Espero que alguien no interprete mal estas palabras. Una cosa inevitable. No estoy secuestrado por una secta cristiana evangélica. Es que yo conozco la Biblia de punta a cabo, desde que era un niño. Sin embargo, que nadie se descomponga. No quiero marearles la cabeza, con frases escritas en clave, ni con mi sentido del humor metafórico. Ya no volveré a ocuparme de los personajes de la comedia villera. Pues no merecen vuestra atención, ni tampoco la mía. Ni siquiera una letra más. Por lo cual, me dedicaré a la materia artística, que fundamenta el sentido de este blog educativo. Gracias a mi desvelo por el Arte, he podido sobrellevar tantas vicisitudes.

¿Qué es el Arte y cuál es su función a lo largo de la Historia? ¿Necesidad o capricho? ¿Historia del Arte, o Historia del Gusto de la Universidad? ¿Todo el Arte, o una época concreta? ¿Quién determina lo que es Arte? ¿Y lo que no puede ser Arte? Seguramente habré sacudido alguna mente retorcida, con estas cuestiones venenosas. ¿Vamos a dudar del sistema académico? Por supuesto. Si no es bueno, habrá que cambiarlo. Si es necesario: derribaremos ese edificio odioso, y levantaremos otro nuevo, en el mismo lugar. Y ahora deseo que contemples estos cuadros. La observación directa de una obra de Arte; independientemente del material y de la técnica empleada; constituye una experiencia inolvidable, en el interior de una persona sensible, abierta al conocimiento del objeto artístico, y que no se cierra, ante una novedad. ¿Qué buscan los visitantes en una exposición? ¿Algo raro o extravagante? ¿Una cosa barata? ¿Un florero decorativo para el apartamento? Por lógica, cada espectador tendrá un motivo diferente o parecido, a la hora de acercarse al Arte; elaborado por los artistas.


¿Qué impulsa al arquitecto, al escultor y al pintor? ¿La Fama, el dinero, romper con lo anterior, superar a la competencia? ¿La intención del artista llegará a sintonizar con el público? ¿El mensaje artístico entrará en el canal adecuado? ¿El contenido será descifrado por los espectadores? Estas preguntas son las incógnitas de la tarea, para la próxima semana. Vosotros buscaréis las respuestas oportunas. Yo no voy a ponerlo todo hecho, en una bandeja de plata. Y tú no me mires con esa cara de susto. Si no te agrada esta asignatura, te recomiendo la clase de Dibujo Artístico. Allí podrás dibujar 3 peras, o 3 pepinos. Utiliza las neuronas de tu cerebro, de vez en cuando. Estudia e investiga, mueve el esqueleto. Ya está bien de estar sentado, pellizcando ese móvil, viendo esas boberías. A continuación os mostraré 2 cuadros sugerentes; los cuales no he seleccionado al azar. Tendréis que indagar en el “fondo” de los mismos. Me interesa más lo que no se ve, que los elementos visibles. Aunque estos últimos nos conducirán a los primeros. ¿Ha quedado claro? Quiero leer un comentario sensato sobre estas obras pictóricas.


Caspar David Friedrich: En el barco de vela. 1818-1819. Óleo sobre lienzo, 71 x 56 cm. Museo del Hermitage, San Petersburgo (Rusia).

¿Qué están mirando los personajes de la proa del velero? De todas las explicaciones existentes, señala la más próxima a tu opinión. Refuerza tu comentario con algún indicio o detalle, que puedas apuntar en esa dirección teórica. Especificar alguna ideología política, filosófica o religiosa, de esa época; que nos ayude a entender el cuadro.


René Magritte: El hijo del hombre. 1964. Óleo sobre lienzo, 116 x 89 cm. Colección Privada.

¿Qué hace esa manzana flotando delante de la cara de ese hombre? ¿Quién es ese individuo? ¿Cuántas consideraciones se han hecho? Localiza una explicación realizada por el propio autor de la obra. Indícame la fuente consultada.

Nota: Si alguien está interesado en completar el tema subyacente, podrá informarse a través de estos artículos míos. Aquí os dejo 2 enlaces de unas entradas importantes:

1) IV Aniversario de Espacio Historia del Arte (21/03/2014).

2) ¿Cómo investigar y no morir en el intento? (07/08/2014).